A pocos días de que se registrara el primer femicidio del año en el Maule, autoridades políticas y judiciales dieron a conocer este inédito sistema para evitar más casos de violencia. En ese sentido, el tribunal de Familia, la municipalidad de Curicó y Carabineros firmaron un convenio para disponer de botones de pánico portátiles para que los afectados por este tema alerten de cualquier situación.

Objetivo

El presidente del tribunal de Familia de la comuna, Fernando Bravo, destacó que "el objetivo es contar con un resguardo más para las víctimas de violencia familiar para que cuándo lo requieran pueden de inmediato comunicarse con personal policial". Los dispositivos estarán conectados a una aplicación en los teléfonos celulares que estará en línea con personal municipal y Carabineros.



Publicar un comentario

 
Subir