Pacientes esperando en los pasillos y gente reclamando atención fueron algunas de las escenas que se vivieron anoche en el servicio de Urgencia del principal centro asistencial de la provincia. Ante ese negativo escenario, el director del hospital,  Jorge Canteros, encabezó una reunión con la gobernadora Macarena Pons, el alcalde Javier Muñoz y algunos concejales, quienes corroboraron que el personal no daba abasto para tantos pacientes.


Soluciones "parches"

Entre las medidas que se adoptaron destaca que se trasladarán personas a los hospitales de Molina y Teno. Sin embargo, quedaríamos donde mismo, pues esos recintos tienen escases de médicos y enfermeras. Ante eso, se está gestionando a nivel central obtener dineros frescos para contratar a más profesionales de la salud.

Hospital de campaña

Tomando en cuenta la gravedad del asunto, toma fuerza la idea de instalar un hospital de campaña como lo han solicitado públicamente los concejales Francisco Sanz y Jaime Canales, quienes plantearon esa idea en Santiago. Habrá que esperar qué pasará con esta y otras medidas que podrían sacar de la UCI al hospital curicano.


Publicar un comentario

 
Subir