Contexto:

Históricamente el fenómeno de la migración ha sido una constante en la realidad social latinoamericana,  y sigue siendo parte de la realidad social, política y económica.-
En los países de destino los migrantes son estigmatizados y excluidos socio-cultural y socio-económicamente. Por sus vulnerabilidades son presa fácil para la violación de sus derechos humanos. La asimilación a una nueva cultura es un proceso complejo y muchas veces debe realizarse en contextos xenofóbico donde existe la percepción de que los que vienen ejercen una carga sobre los sistemas de seguridad social y de salud o que vienen a ocupar los puestos de trabajo de los nacionales.-
No hay peor momento para los migrantes que una crisis económica, pues una de las respuestas más comunes es el aumento del rechazo y de la presión por crear políticas proteccionistas.- Imaginemos lo que sucede en Linares que hoy su cesantía alcanza al 9%.

Caso Chileno:

Nuestro país no escapa a este fenómeno de migración, solo que este había sucedido, con otras nacionalidades  y en lugares diferentes a nuestra localidad.- De hecho actualmente existe 1 millón 100 mil extranjeros en Chile. De estos 100 mil aproximadamente son haitianos y 10.000 de ellos se encuentran en Curicó , ósea un 10% de esta población haitiana.-  Sin embargo, este fenómeno se ha agudizado desde 2014 a la fecha pues ha crecido en un 4.433 % en comparación con el 2014.-
 Por otro lado la posesión de permanencias en Chile no la lideran los inmigrantes haitianos sino que de otros extranjeros de Latinoamérica, como Perú y Bolivia, y si se incluyen a los haitianos en residencias temporales de uno y dos años.-
 Haiti mantiene un PIB de 1870 dólares, con lo que se instala como uno de los países más pobres de Latinoamérica y el Caribe, lo cual los condena y estigmatiza.-
Ahora despreciar y relegar a grupo de personas porque no tiene los medios suficientes, es un auténtico atentado contra la dignidad humana y contra la democracia.-

Contexto Local:

¿ Qué pasa en Curicó en este aspecto?  ¿Existe Aporofobia?, respecto de este concepto, cabe mencionar que la aporofobia es el “rechazo o miedo a la pobreza o a las personas pobres”.- Parece que con el fenómeno de la migración de personas de bajos ingresos además de personas con color de piel diferente y con una barrera idiomática, aparecen los miedos y el rechazo, más aún si se suma que en la localidad aparecen síntomas de crisis económica asociada a baja en empleo.-
La municipalidad local ha generado una institucionalidad atingente al tema; “Oficina de Migración” ¿será hora de evaluar su funcionamiento? Hay diferentes opiniones al respecto, que claramente da para otro escrito. El rol de la autoridad del aparato del estado central y extranjería es necesario también evaluarlo, y cómo la ciudadanía acoge o hace carne el concepto aporofóbico en la medida que aparecen condiciones de crisis.-

Servicios:

En cuanto a áreas de servicios se ha proveído de acceso a la salud en centros locales con Rut Provisorios cuando corresponde y de facilitadores de idiomas para entregar la atención, de calidad y oportuna.- Sin embargo hay estudios en algunos municipios de Santiago, donde la atención producto de la migración ha aumentado alrededor del 30%. En nuestra localidad claramente se ha incrementado quizás no en esa proporción pero es claro y notoria la carga adicional para los centros de salud.   Este es un fenómeno que esta instalado, que se puede criticar o estar de acuerdo respecto de las acusas o de su génesis, lo que hay que observar si los derechos humanos de los migrantes en un contexto de país y localidad democrática no están siendo vulnerados y si la autoridad es capaz de compatibilizar esto sin desmedro de la calidad de vida de los connacionales.


Luis Trejo Bravo
Trabajador Social
Máster en Políticas Públicas
Director "Creo Curicó"

Publicar un comentario

 
Subir