Con el objetivo de no entorpecer las diligencias, el Ministerio Público declaró secreta la investigación para esclarecer la muerte de una joven de 18 años, cuyo cadáver apareció el domingo pasado flotando en el río Claro, en la comuna de Talca. Lo único que está confirmado, por el momento, es que estamos frente a un horrible crimen.

Autopsia

El cuerpo de la víctima fue periciado en el servicio médico legal, pero los resultados se mantienen bajo siete llaves. No hay que olvidar que la joven tenía lesiones en su cabeza y estaba amarrada de manos. Su familia había interpuesto una denuncia por presunta desgracia en 25 de diciembre y la policía trabaja en algunas hipótesis sobre su desaparición.


Publicar un comentario

 
Subir