Luego de varios meses sin movimiento, durante esta mañana se reactivará este caso que hace alrededor de un año fue seguido a nivel nacional debido a que la protagonista era una menor de edad, quien se había perdido con un enigmático hombre cercano a su familia. Ambos estuvieron una semana “escondidos” en los cerros de la costa curicana hasta que acusado se entregó a la policía. No hay que olvidar que al denominado “Brujo de Licantén” se le acusa de tres delitos: sustracción de una menor de 11 años, lesiones en contra del abuelo de la niña y por un presunto abuso sexual, hechos de los que se ha declarado inocente, pues ha indicado, a través de carta que ha enviado a los medios de comunicación, que solo protegió a la niña, quien a su juicio corría peligro debido a que sabía de los “negocios” de su cercanos relacionados con microtráfico. Sin ir más lejos, sus abuelos y otros familiares fueron formalizados y están presos por esos ilícitos.

¿Qué se espera?
En la audiencia de hoy, programada a las 10:00 horas, en el Tribunal de Garantía de Licantén, la Ministerio Público aportará nuevos antecedentes del caso. “La reformalización incluye todos los delitos, pero el detalle es más que nada con relación al delito sexual. “Se van a especificar detalles que no se dijeron y no se tenían la vez anterior. Son más que nada precisiones porque los medios de prueba ya están. No se van a modificar las calificaciones jurídicas ni nada por el estilo”, apuntó el fiscal jefe de Licantén, Andrés Gaete. En tanto, se espera que en esta misma audiencia, la defensa del imputado solicite cambiar la prisión preventiva por arresto domiciliario total. Si se concreta esta solicitud, es poco viable que el tribunal la acoja y si es que lo hace podría ser con consulta a la Corte de Apelaciones de Talca. El acusado se encuentra privado de libertad en la cárcel de Rancagua. 






Publicar un comentario

 
Subir