El jueves 21 de marzo comenzó una nueva versión de la tradicional Fiesta de la Vendimia en Curicó, con artistas de connotada trayectoria nacional. Anoche fue el caso, ya que se presentó la cantante Coté Quintanilla en el escenario principal, ubicado en el frontis de la Municipalidad. Fue durante su presentación musical, que hizo una pausa para referirse al controversial tema que se está abordando en la agenda pública, los abusos hacia la mujer.

Caso personal

Con temas como “Fue difícil” y “Zingara” la cantante nacional, María José Quintanilla, fue ovacionada por el público por su excelente trabajo artístico y musical; pero también fue aplaudida por otra arista, y es que la panelista del matinal de Mega relató una historia sobre una mujer que le enseñó la lucha que tienen que llevar las mujeres en sociedades como la nuestra.

Papá y mamá

“Esa mujer se dio cuenta de la lucha que venía, por ser una mujer y no un hombre cantante. Hoy tenemos el poder de salir, gritar y pedir, sueldos iguales; no discriminación en las Isapres; salir a la calle vestidas como nosotras queramos y poder estudiar lo que nosotras deseemos, porque nuestros cerebros es igual al de ustedes cabros”. Esa enseñanza por lo que manifestó, se debe a su madre, Ana María Sandoval.

Palabra clave

Del mismo modo, terminó esta pausa diciendo que “esta noche les vengo a rogar por todas aquellas que han partido en una lucha, por nuestros derechos, y también les vengo a pedir a todos, no solo a los hombres, respeto, esta noche la palabra que tiene que brillar es el respeto”.



Benjamín Ilabaca Davis

Publicar un comentario

 
Subir