El hecho se produjo en una sucursal del Banco Santander. Hasta ese lugar llegó un hombre, quien intentó cobrar por caja casi un millón de pesos. Sin embargo, personal de la entidad se percató de que había algo raro y llamaron al dueño de la cuenta, quien alertó que el cheque era uno de los nueve que le habían robado.

Arresto

De esa forma, detectives llegaron al banco y detuvieron "in fraganti" al sujeto, según señaló la jefa de la Brigada de Investigación Criminal de la Policía de Investigaciones, comisario Karen Berger, quien precisó que se alcanzaron a cobrar varios cheques de la víctima que tiene domicilio en Curicó.
"De los nueve cheques, tres fueron cobrados en la ciudad con montos de alrededor de 800 y 900 mil pesos. Con eso se configura el delito de uso malicioso de instrumento privado mercantil", acotó.

Prófuga

La autoridad de la policía civil agregó que están tras los pasos de una mujer que también actuada de la misma forma que el detenido, quien tiene residencia en Puente Alto, en la Región Metropolitana.
"Hay una persona que está plenamente individualizada que cobra uno de los cheques. No ha sido ubicada hasta el momento", indicó.


Publicar un comentario

 
Subir