Hace un año y cuatro meses se produjo el presunto secuestro de una niña en los cerros de la comuna de Licantén, caso que tuvo un revuelo a nivel nacional, en febrero del año pasado. El único imputado en esta causa es José Navarro, conocido como el “Brujo de Licantén”, quien se encuentra formalizado por abuso sexual y por la sustracción de la menor. El acusado cumple prisión preventiva en la cárcel de Rancagua y siempre se ha alegado inocencia de los cargos que se le imputan.


Pericia pendiente

El fiscal Regional, Julio Contardo, reconoció que solo falta una diligencia para se acuse y se prepare el juicio oral en contra del acusado. “Hay un requerimiento de parte de la defensa que ha demorado la finalización de la investigación. Fundamentalmente queda una diligencia y nos falta que lleguen los informes respectivos”, apuntó. Agregó que tienen la convicción de que José Navarro es culpable. “Hemos mantenido incólume  nuestra posición respecto a la ocurrencia de los hechos. Tal como se formalizó, se va a acusar y esperamos tener una sentencia condenatoria”, dijo.



Publicar un comentario

 
Subir