Continúan los buenos deseos para el ingeniero industrial Mauro Salinas Cortés, quien hace una semana y media asumió como la nueva máxima autoridad del centro asistencial más importante de la provincia. La presidenta de la Fundación Justicia por Amor, Érika Adasme, dijo que hay que esperar que funcione de buena forma la administración entrante. “Pensamos que todo cambio es bueno. Sabemos también que nuestros directivos antiguos no han cumplido a cabalidad con lo que realmente se podría haber esperado, especialmente, en la parte administración de dinero”, indicó.
Optimista

La representante de las víctimas de presuntas negligencias médicas reconoció que Mauro Salinas viene con buenas experiencias. “Esperemos que este señor dé un buen resultado, puesto que en otros hospitales ha funcionado bastante bien y por qué no probarlo acá”, dijo.


Publicar un comentario

 
Subir