Salvo un local (Doggis) de los ubicados en el sector del patio de comida del Mall Curicó no cumplió con los estándares que exige la autoridad sanitaria a nivel regional. Tras un recorrido, los fiscalizadores se percataron que un dispensador de agua no se encontraba en funcionamiento, por lo cual se ordenó un sumario sanitario.

Recomendaciones

En tanto, otros dos establecimientos recibieron consejos para un mejor funcionamiento. La autoridad señaló que las personas que circulan por la sala de elaboración de productos usen mascarillas y cofia para evitar la contaminación de los alimentos. La visita se enmarcó dentro de las vacaciones de invierno que tienen los estudiantes.


Publicar un comentario

 
Subir