Se trata de los primos Marco y Esteban Grimalt, quienes se quedaron con la presea dorada en la final del vóleibol playa en los Panamericanos de Lima 2019. Los deportistas, que forjaron su carrera en Linares, vencieron al binomio de los mexicanos Juan Virgen y Rodolfo Ontiveros por 21-19, 22-24 y 15-10.
Histórica jornada 
El triunfo de los maulinos se sumó a la obtención de otras dos medallas de oro en un día histórico para el deporte chileno. Tomás González se quedó con el primer lugar en la prueba de suelo con 14 mil 600 puntos, mientras que María Fernanda Valdés ganó oro en levantamiento de pesas.


Publicar un comentario

 
Subir