Con el objetivo de recuperar el suelo dañado por los incendios forestales registrados el verano del 2017, representantes de la Corporación Chilena de la Madera (Corma) visitaron un predio en las afueras de Constitución para realizar una plantación simbólica de especies nativas y productivas. En ese sitio, de propiedad de Emelina Valdés, se colocaron pitaos, pinos y eucaliptos. La idea es recuperar 150 mil hectáreas en la Región del Maule.
Esperanza
El presidente de Corma, Juan José Ugarte, señaló que “estamos intentando volver a tener una esperanza sobre lo que significa esta tierra, plantando árboles en una zona que da trabajo a miles y miles de personas que laboran en los pequeños aserraderos de esta región, con quienes tenemos un profundo compromiso, ya que han puesto de pie al sector forestal chileno”.

Publicar un comentario

 
Subir