El alcalde de Curicó, Javier Muñoz reiteró que rechaza tajantemente la violencia registrada, especialmente, en el centro de la comuna. De esa situación, la autoridad culpa en parte a los operativos de la policía que se enfrenta con los manifestantes en la carretera. "Hemos visto un actuar temprano de Carabineros cuando ingresan los manifestantes a la carretera y yo de verdad prefiero mantener la carretera cortada a que se generen este tipo de situaciones al interior de la ciudad", dijo.

Sin confrontaciones


Muñoz lamentó que durante el fin de semana se hayan producido problemas en la Alameda Manso de Velasco. "Vimos el sábado como la Alameda se llenaba durante la hora de la tarde de muchas bombas lacrimógenas y obviamente también tengo que manifestar esa preocupación", indicó. El alcalde precisó que el domingo Carabineros no enfrentó a la multitud y bajó la tensión. "Carabineros no intervino tempranamente la carretera, los manifestantes estuvieron alrededor de tres horas y entiendo la molestia de muchas personas, pero esa situación generó que al interior de Curicó no hubiera confrontaciones.", acotó.

Esperanza

En tanto, el gobernador provincial, Roberto González, espera que los anuncios presidencial calmen a la población y que baje el nivel de violencia en las calles. "Estamos preocupados de la demandas sociales, pero también de la comunidad. Estamos trabajando junto a Carabineros en resguardar este tipo de manifestaciones. Estamos preocupados por los cortes de ruta y por las situaciones que se generan luego de las marchas", sostuvo. En ese contexto, recordó que el domingo pasado hubo un accidente en la Ruta 5 Sur y que la ambulancia tuvo problemas para llegar a atender a un herido.



Publicar un comentario

 
Subir