El consejero regional de la provincia de Curicó Manuel Améstica señaló que considera muy lamentable y grave lo que está sucediendo con la Iglesia San Francisco. En ese sentido, lamentó que el Consejo de Monumentos Nacionales esté tomando medidas sobre lo que se tiene que hacer en Curicó para mantener esa estructura dañada por un incendio de fines de noviembre pasado. “En este caso tenemos que proteger la vida de las personas y esos muros que están al borde del colapso no tienen ninguna otra solución”, dijo. La autoridad regional espera que no haya ningún accidente que lamentar y de paso lamentó el anuncio del cierre total de una importante arteria del sector de avenida España. “Si ocurre algo grave en estos días, cualquier movimiento telúrico seguramente va a traer consecuencias. Y el daño que le está ocasionando a aquellos comerciantes también en la calle Las Heras”, apuntó.

Voto en contra

Améstica adelantó que votará en contra de la entrega de nuevos dineros para la reconstrucción del recinto. “No voy a dar mi voto favorable porque no van a ser dos, tres ó cuatro mil millones de pesos que se van a tener que incorporar a este proyecto, pues es mucho más debido a que hay que construir una iglesia nueva que va a bordear los seis o siete mil millones”, indicó.  El CORE estima que hay problemas mucho más graves donde se pueden utilizar las platas. “Aprobar fondos para que tengamos más posibilidades de entregar recursos elementales como el agua para el mundo rural, el deportes y la cultura, que van en directo beneficio de la comunidad”, dijo. Améstica señaló que el Obispado debe correr con los gastos de los trabajos ya que “la iglesia cuenta con los recursos”.  Por último pidió más atención de la Municipalidad para que no se repitan casos como la tardanza en la reconstrucción de la Escuela Balmaceda y la Iglesia El Carmen.



Publicar un comentario

 
Subir