Como un repunte puntual calificó el presidente de la Cámara de Comercio, Víctor Dacaret, las ventas registradas en la Navidad. Recordó que desde mediados de octubre pasado hubo una desconfianza generalizada. “De haber pasado momentos tan duros del 18 de octubre para adelante, en que se estaba cerrando más temprano y la gente tenía miedo de salir y entrar a un negocio, felizmente diciembre fue bajando la intensidad de los movimientos y los últimos días del mes mejoraron las ventas y se vio mayor afluencia de gente y se pudo hablar de cifra azules”, dijo.
El dirigente lamentó la gran presencia de comerciantes ambulantes sobre todo extranjeros, lo que perjudicó a los locales establecidos y al tránsito peatonal de los curicanos que a pesar de todo busco regalos en el centro de la ciudad. “Tengo que suponer que era ilegal porque no podría creer que están con permiso. Hace muchos años que no habíamos visto tanta cantidad de gente en las calles”, apuntó.

Campaña

Víctor Dacaret espera que en el verano haya un mejor panorama para el comercio local. En ese sentido, invitó a las autoridades a hacerse parte de una gran “Pintatón” para recuperar la alegría, especialmente del centro de la comuna. “Está lanzado el desafío. Nosotros proveemos de los elementos y que salga la comunidad y nosotros también a pintar para ir cambiándole un poquito la cara a Curicó. Porque a un  extranjero que venga a la ciudad y ve los bancos y tiendas tapadas les da una mala imagen. Hay que volver al Curicó que conocemos, amable y con cara bonita. Conozco a extranjeros que vinieron a comprar y a hacer inversiones y cuando vieron esto sencillamente se devolvieron”, acotó.








Publicar un comentario

 
Subir