Tras las rejas quedó un adulto luego de ser formalizado por incendiar la plaza de peajes ubicada al acceso norte de Linares, el 28 de octubre pasado, en el marco de las movilizaciones registradas en el denominado estallido social. Además, un menor de 17 años, quedó internado en un centro del Sename, acusado del mismo delito.

Pruebas

En la audiencia, el Ministerio Público señaló que hubo diligencias científicas y técnicas que permitieron situar en el lugar de los hechos a los dos imputados. Entre las pruebas resaltaron un informe de Bomberos, testimonios e imágenes de varios medios de comunicación. No hay que olvidar que la quema del peaje provocó daños avaluados en 23 millones de pesos.


Publicar un comentario

 
Subir