Tomando en cuenta la gravedad de la situación, organismos de emergencias de la provincia se reunieron ayer a mediodía para abordar los trabajos y acciones que se están desarrollando en Potrero Grande para controlar el siniestro que afecta al sector de Monte Grande en la precordillera curicana, y que se originó desde el área de Agua Fría de Molina y que estuvo a 200 metros de las casas. 

Unidos

El alcalde curicano, Javier Muñoz,  dijo que es clave la coordinación de las entidades preocupadas de la emergencia. “Vamos a tener diariamente una reunión para poder entregar toda la información y todos los elementos para poder ir combatiendo de mejor forma esto. La idea es poder contener lo antes posible esto para después controlar el fuego y apagarlo”.



¿Intencional?

El gobernador provincial, Roberto González, lamentó el rebrote del incendio, pero aclaró que es extraño cómo se inició el nuevo foco en la localidad de Alupenhue, en la comuna de Molina. “Esto va a ser investigado por nuestras policías. Entendemos y creemos que muchos de estos incendios también probablemente haya algún tipo de intencionalidad, pero nuestro principal tema en estos momentos es poder apagar el incendio. Lógicamente que tendremos que buscar responsabilidades el día de mañana, pero nuestra principal preocupación es darle solución  a la población”, indicó.

En terreno

En tanto, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, visitó la zona afectada. “Si bien es cierto se quemó casi completo el cerro Alupenhue, se observa que está de alguna manera controlado acá abajo, están las compañías de bomberos y estamos todos aquí alerta y atentos a que el fuego no avance, el cerro se sigue quemando pero el incendio no ha llegado a zonas de rastrojos de trigo, así que para darles tranquilidad, la comunidad está aquí atenta a lo que pase”, apuntó.

Publicar un comentario

 
Subir