El protagonista de esta historia es Isaac Esteban Monroy Fuentes, quien enfrenta cargos por tres delitos de violación en el grado de consumado, un delito de violación tentada y abuso agravado, además de porte ilegal de un arma de fuego y homicidio frustrado de Carabineros en servicio, hecho que se produjo el día que fue capturado.  El denominado “Sicópata de Longaví” deberá comparecer ante a justicia el 30 abril próximo, a las 9:00 horas, cuando se inicie su juicio en el Tribunal Oral en lo Penal de Linares. Actualmente, el acusado se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de esa ciudad.


Crudos hechos

La primera víctima, de 19 años, fue violada el 5 de septiembre de 2018 luego de que el sujeto la contactara para ofrecerle un supuesto trabajo. A punta de pistola la llevó al sector del Puente Ancoa 2 de Linares, donde consumó el ilícito, mientras que el segundo delito se registró el 1 de octubre y Monroy también usó la falsa oferta laboral para engañar a otra joven. El 29 de noviembre de ese mismo año, el imputado interceptó a otra mujer que ubicaba de vista en el sector Bajo Llollinco de Longaví. La víctima pidió ayuda y fue rescatada por unos amigos, quienes no pudieron detener al sicópata. El siguiente delito fue el 20 de enero del año pasado, donde el acusado amenazó a un grupo de personas. Bajo amenazas , se llevó a una joven, de 22 años, donde la ingresó a una casa, donde la violó.


Condena

En esta causa es querellante el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género. Su abogado en la Región del Maule, Carlos Rosas, señaló que tras ese último delito de connotación sexual se concretó la detención del sicópata. “Con posterioridad al hecho, ambos salen del domicilio del acusado, donde es interceptado por un carro policial de Carabineros. Él empieza a huir del lugar y le dispara al personal policial. Llega a la población Los Conquistadores, donde se parapeta en un bus que se encontraba estacionado y comienza a disparar”, apuntó. El profesional agregó que el delincuente finalmente fue capturado y puesto a disposición de la justicia. Rosas sostuvo que el antisocial “posee un amplio prontuario penal. Esta parte querellante, en conjunto con el Ministerio Público, está solicitando la pena única y total de presidio perpetuo calificado. El juicio tendrá una extensión a lo menos de 12 jornadas. Es un hecho de connotación pública que provocó gran conmoción a la ciudad de Linares y Longaví”.

Publicar un comentario

 
Subir