Como se esperaba, los automovilistas se tuvieron que armas de paciencia para soportar los "tacos" que se generaron, principalmente, en varios sectores de la comuna afectados con los trabajos del megaproyecto Alessandri-Freire. Rauquén, El Boldo, Sol de Septiembre o Colón fueron áreas donde el tránsito vehicular se hizo más lento de lo habitual. Sin embargo, la situación más caótica se espera para esta jornada de martes, pues regresan a clases los alumnos de los recintos municipales, muchos de los cuales están en la zona centro de la ciudad. Por tal motivo, las autoridades reiteraron el mensaje a tener paciencia y tolerancia debido a que las obras que hoy están provocando dolores de cabeza, mañana serán un aporte importante para la comuna, donde se ganará calidad de vida.
Este denominado "Súper Martes" serán apoyado por personal municipal, de transporte y Carabineros.

Mitigación

El alcalde de la ciudad, Javier Muñoz,  puntualizó que la jornada de hoy se espera compleja.
"Al ingreso (ayer) de muchos colegios particulares subvencionados se suman (hoy) otros y también los establecimientos municipales. Por lo que tendremos un "Súper Martes" de ingreso a clases", dijo.
La máxima autoridad de la comuna precisó que se han analizado varias iniciativas de contingencia para tratar de hacer lo más fluido el tránsito vehicular por Curicó.
"Hay una serie de medidas que se están haciendo y observaciones para ir corrigiendo algunas que hay que incorporar o mejorar", acotó.





Publicar un comentario

 
Subir