La tarde de ayer,  efectivos de la policía uniformada realizaron un procedimiento de violencia intrafamiliar que terminó con un ciudadano haitiano detenido. Una vez en la comisaría, el acusado presentó fiebre alta, uno de los síntomas del Coronavirus, por lo cual hubo temor e incertidumbre en la Primera Comisaría  Carabineros. De hecho, dos funcionarios fueron enviados a cumplir cuarentena preventiva para evitar un brote en la institución, aunque se precisó que usaron elementos de seguridad para evitar contagios de la enfermedad.


Libre

En tanto, el imputado fue trasladado al calabozo a la espera de la orden del fiscal de turno para al control de su detención. Sin embargo, al presentar molestias fue derivado al SAR de Aguas Negras, donde se reconoció la eventual presencia del temido virus, aunque se deberá esperar un informe oficial del caso.


Protocolo


Tras conocerse el estado de salud del ciudadano haitiano, el Ministerio Público ordenó su libertad para evitar contagios en la unidad. Sobre esa situación fue consultado el jefe de orden público de la Región del Maule, general  Patricio Van de Maele, quien precisó que como el detenido solo presentaba fiebre “se dispuso que debía hacer cuarentena preventiva en su domicilio. El protocolo sanitario respecto de personas que representan solo un síntoma no considera el traslado en medio de salud”. La autoridad agregó que “por esa razón y en orden también a lo que dispone el fiscal producto de la situación de VIF (violencia intrafamiliar) dispone que quede apercibido con citación”.

Publicar un comentario

 
Subir