Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de Linares detuvieron a un hombre (45 años) y una mujer (de 43), tras una investigación que comenzó en noviembre del año pasado, en la que los denunciantes señalaron haber realizado a la pareja la compra de un “food truck”, que nunca entregaron.

Engaño

Fue así que la policía civil comprobó que los imputados ofrecían a través de una página creada en redes sociales, la fabricación de “food truck”, los que finalmente al pasar el tiempo, nunca se concretaba la entrega de lo acordado. Los sujetos solicitaban por cada fabricación un abono del 50 por ciento, el que ascendía a tres millones de pesos por cada carro.


Coartada

Luego citaban a las víctimas a un supuesto taller, donde mantenían dos modelos para que apreciaran el avance de la supuesta elaboración.  Así obtenían la confianza de las víctimas, quienes les transferían nuevas sumas de dinero para el mejoramiento de las instalaciones de los carros. Sin embargo, las entregan nunca llegaban.

A la justicia

Ambos imputados tenían antecedentes previos por distintos delitos y fueron puestos a disposición del Tribunal de Garantía de Linares, siendo formalizados por estafa. El hombre quedó en prisión preventiva por los tres meses que durará la investigación, mientras que la mujer quedó con las medidas cautelares de firma mensual, arraigo nacional y prohibición de acercarse a las víctimas.




Publicar un comentario

 
Subir