Anoche fue sepultado el vecino romeralino, de 63 años, quien perdió la vida contagiado por Coronavirus. Bajo estrictas normas sanitarias y de seguridad, su cuerpo fue enterrado en el cementerio municipal de Curicó. Como lo han decretado las autoridades, la despedida fue muy íntima, pues solo se admiten 20 personas.

Controversia

En este caso, solo seis familiares ingresaron al recinto para dar el último adiós a este hombre, quien viajaba regularmente a Santiago por negocios y que el sábado pasado fue trasladado al hospital de Curicó desde el Cesfam de Romeral y no lo habrían dejado internado, falleciendo en su casa ayer en la mañana, según su círculo cercano.

                                            Foto Facebook municipalidad de Curicó

Publicar un comentario

 
Subir