Aburridos e impotentes se encuentran los vecinos de ese sector cercano a la avenida Freire. Se trata de los habitantes de la población Mardones aseguraron que han sufrido la visita de delincuentes durante horas de la noche, supuestamente, cuando está prohibido transitar por las medidas preventivas del Coronavirus.





Testimonio

Uno de los afectados, Miguel Ibarra Guajardo, relató los problemas que han tenido con los antisociales. “En estas últimas semanas han ocurrido una serie de robos a diferentes casas del sector. Van contabilizados en los últimos días cinco robos o intentos de robos en la hora de toque de queda”, indicó. El vecino señaló que se han hecho denuncias a la policía, pero que aún no han sabido de resultados concretos sobre la detención de algún antisocial que actúa amparado por la oscuridad de la noche.


Inseguridad

Según este vecino, se necesitan más patrullajes preventivos de Carabineros. “Nuestra inquietud es que, al parecer, no hay mucha vigilancia a la hora del toque de queda porque todos han ocurrido precisamente en ese horario”, acotó. Miguel Ibarra puntualizó que se “entraron a robar a un jardín en calle Obispo Labbé, entraron a mi vivienda y se llevaron una serie de herramientas. Tenemos una cámara donde muestra a un tipo, que desgraciadamente no se le ve el rostro, pero se ve cómo entra a mi casa”, dijo. Agregó que el sujeto trató de ingresar al inmueble de un vecino, pero alcanzaron a reaccionar y escapó.


Publicar un comentario

 
Subir