El Segundo Juzgado de Letras de la capital regional condenó al Estado chileno a pagar 70 millones de pesos por concepto de daño moral a los siete nietos de Juan de la Cruz Arellano Gómez, trabajador agrícola, quien fue ejecutado el 17 de octubre de 1973, en la comuna de San Javier, causa enmarcada como un delito de Derechos Humanos en dictadura.
El abogado de la parte demandante, Fernando Leal, afirmó que apelarán al fallo de primera instancia, pues “consideramos que el monto es exiguo y, por lo mismo, vamos a apelar a la sentencia”.

Conformidad

A pesar de lo anterior, el profesional se mostró satisfecho por lo resuelto por la justicia. “Estamos contentos porque en definitiva se acogió la demanda y nuestros planteamientos y mejor aún se rechazaron las excepciones del Consejo de Defensa del Estado, especialmente, el de la prescripción”, dijo, Fernando Leal agregó que acá el tribunal “realizó control difuso de convencionalidad de manera tácita, lo cual nos satisface porque una vez más los tribunales chilenos se ajustan a la normativa internacional que no es vinculante, en este caso a  la Convención Americana de Derechos Humanos y los fallos de la Corte Interamericana”, acotó.



Publicar un comentario

 
Subir