El jefe de zona del Maule, general Hugo Lopresti, se refirió al número de personas que no respetar el llamado a quedarse en casa. “Se detuvo a seis ciudadanos por el artículo 318 y durante la cuarentena tres. No son cifras importantes, pero están marcando una tendencia que no debe superar esa cantidad”, indicó. Agregó que hubo dos mil 474 controles a peatones y mil 300 a vehículos, lo cual calificó como excesivo y recordó que la “cuarentena es un castigo para la ciudad”.

Permiso para negocio de barrio

Sobre los mensajes en redes sociales que indican que para ir a comprar a un negocio cerca de sus domicilios no se necesita permiso, la autoridad militar recordó que “el permiso temporal es para cruzar la puerta y si se encuentra con un fiscalizador le van a cursar una infracción”.

Cierre de acceso

En tanto, el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, sostuvo tras un profundo análisis se decidió cerrar el acceso a la ciudad a través de la avenida España. Las personas que quieran entrar por ese sector deberán hacerlo por la alameda sur o por avenida Alessandri”, acotó. La autoridad comunal reconoció que se está pensando aplicar la misma medida en otros sectores y que las cocinas solidarias están funcionando con normalidad.



Publicar un comentario

 
Subir