Las principales complicaciones se han generado en las comunas de Licantén y Vichuquén, donde hay viviendas, terrenos y calles anegadas debido a deslizamientos de rocas producto de las precipitaciones caídas, especialmente, en las localidades de Duao y Lipimávida. Además, varios caminos de la zona costera curicana se han visto afectados por la caída de árboles.

Aumento de caudal

También hay preocupación por el incremento del caudal en la desembocadura del Lago Vichuquén, en la localidad de Llico, situación que se produce desde ayer lunes. Organismos de emergencia están trabajando para que el agua no llegue a sectores poblados.



Publicar un comentario

 
Subir