Este martes, Pablo Chávez asumió de manera formal la presidencia de la comisión de “Deporte y Social” del Gobierno Regional. La autoridad se mostró muy contenta de asumir esa instancia. “Es todo un honor y un enorme desafío presidir esta comisión, pues lo social ha sido mi motor en la vida política, siendo altamente gratificante ayudar al que más lo necesita. Por otro lado, el deporte ha sido una parte importante para mí en los últimos años”, resaltó.

El nombramiento se produce justo cuando el consejero regional se encuentra gestionando una ayuda social para Amara, una niña de Curicó que padece de una enfermedad de alta complejidad. “Previo a asumir este desafío, solicité a las comisiones de Social y Salud del Consejo Regional ayuda social y un equipo multidisciplinario permanente para Amara. Ahora que encabezó una de ellas, tengo mayores facultades para gestionar y eso me pone muy feliz porque podremos agilizar todos los procesos”, acotó.

Compromiso

Sobre los desafíos que deberá enfrentar como presidente de la comisión, Pablo Chávez señaló que la crisis y los efectos provocados por la pandemia serán parte de sus principales preocupaciones.

“El Maule se ha visto muy afectado por el Covid-19. Hoy día tenemos sobre un 10 por ciento de desempleo y el año pasado, a la misma fecha, era alrededor de un seis. Esto es terrible, pues la pobreza aumentará notablemente, el acceso a los bienes básicos será mucho más complejo para la población más vulnerable y, sobre todo, la creación de fuentes laborales se verá muy reducida”, indicó. El autoridad agregó que “desde el gobierno regional tendemos que enfocarnos en una política social potente que permita a las personas sobreponerse a esta crisis y en el mejor de los casos encontrar un empleo. Como se dice, no hay una mejor política social que un buen trabajo”.



Publicar un comentario

 
Subir