La iniciativa comenzó con el trabajo en terreno de los funcionarios del Modelo de Integración Carabineros Comunidad (MICC), de la Primera Comisaría de Curicó, quienes cuentan con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, además de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

Durante estos días, los funcionarios policiales recorrieron diversos puntos de la comuna, guiados por una planilla donde se encuentra registrada la mayor parte de las personas en riesgo social. La idea es ir en ayuda de las distintas personas que viven en situación de calle.

Los beneficiados son todas aquellas personas que debido a sus condiciones de vida se encuentran aún más  expuestos a posibles contagios y propagación de la pandemia, es por esto, que  Carabineros llevan kits de alimentación e higiene personal, los cuales incluyen mascarillas y alcohol gel.

Mucho frío

A raíz del desarrollo de este programa, el jefe de la oficina MICC, suboficial mayor Carlos Guzmán, manifestó estar muy agradecido de tener nuevamente la oportunidad de llevar esta ayuda a las personas que viven en situación de calle, quienes muchas veces producto de adicciones o enfermedades psiquiátricas son abandonados por sus seres queridos, como también ellos se alejan de sus domicilios por la dificultad de insertarse”, indicó.

La autoridad policial agregó que “desde hace algunos días las condiciones climatológicas cambiaron y la temperaturas comenzaron a descender y hoy, al igual que en el año 2020, tenemos la oportunidad de llevarles comida, abrigo  y útiles de aseo personas, que son fundamentales para prevenir posibles contagios y la propagación del Covid-19”.



Publicar un comentario

 
Subir