Hace más de un mes, el concejal Francisco Sanz puso el tema sobre la mesa, pues vecinos del sector surponiente de Curicó estaban muy molestos y frustrados por el cierre de la oficina del Registro Civil, situación que se arrastra hace casi nueve meses y que agudizó las aglomeraciones en la casa central de ese organismo en plena pandemia del Covid-19.

La autoridad comunal se mostró muy contenta porque se encontró una solución al asunto y las dependencias de ese servicio estarían funcionando este 12 de julio. “´Por fin las autoridades que debieron haber dado solución hace meses a esta situación, me refiero al alcalde de la ciudad y a la directora regional del Registro Civil, se activaron y finalmente le pusieron el cascabel al gato”, apuntó.

Presión de los vecinos

El concejal por Curicó precisó que sin el reclamo de la comunidad no se habría llegado a un final feliz en esta historia. “Tuvo que venir la presión de la Federación de Juntas de Vecinos del sector surponiente, encabezada por don René Acevedo, quien levantó la voz durante meses y no había respuesta y este servicio no estaba funcionando”, resaltó.

Francisco Sanz agregó que “lo importante es que se reabra y espero que esta proactividad  que han mostrado las autoridades ahora es la que debiese mantenerse durante todo el año para solucionar los problemas de la gente”.



Publicar un comentario

 
Subir