Cerca de 200 estudiantes secundarios y universitarios se reunieron en el kiosco de la plaza de Armas de Curicó en demandas por una educación de calidad y gratuita, acto que se enmarca en una protesta nacional que se efectuará durante todo el día.  Uno de los asistentes a este encuentro fue el tesorero provincial del Colegio de Profesores, Patricio Lártiga, quien destacó el movimiento estudiantil que renació en el 2006 con los "pinguinos".  "Uno inculta en los jóvenes estudiantes que todos somos sujetos de deberes, que son para cumplirlos y los derechos, que son para exigirlos". El dirigente precisó que "hay que luchar por ello de lo contrario no se plasmas en la realidad. Hemos visto que los últimos años se ha avanzado en ciertas materias, pero en este momento existe un peligro cierto de que podamos tener un retroceso".

 

"Resistiendo"

La movilización pacífica en Curicó fue convocada por la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica del Maule. Su presidenta, María Fernanda Herrera, dijo que la intervención urbana es "por la educación gratuita, la no condonación de la deuda del CAE y una educación no sexista". La dirigente universitario lamentó que no se hayan plegado más jóvenes, pero igual se mostró "contenta y resistiendo y con harta fuerza para que se aquí en adelante esta masa siga creciendo".



 

Publicar un comentario

 
Subir