El director regional del Servicio de Pesca y Acuicultura, Carlos Cerda, precisó que esta medida administrativa como toda veda prohíbe la extracción, transporte y comercialización del recurso para proteger su conservación y hacer un manejo sustentable de esta pesquería. “Es bien importante porque por primera vez se establece una veda al cochayuyo en la región del Maule, lo que implica que el sector recolector que se dedica a la extracción, comercialización y al transporte de este recurso, necesariamente tiene que adaptarse a esta medida de administración. La razón de la veda extractiva, como  todas las vedas, es para ir en protección del recurso, básicamente establecer condiciones de conservación porque los recursos de este tipo, en general, sufren una sobre explotación y por ello es necesario resguardarlos mediante estas medidas”, precisó.


Hasta noviembre

La medida se suma a la veda en igual período pero por 5 años sobre la costa de la vecina región de O’higgins.  Para quien infrinja la normativa las sanciones van de 30 a 300 UTM además de eventual clausura de locales y decomiso de cargas o vehículos que transporta el recurso en veda. Sernapesca cuenta con la línea gratuita 800 320 032 para denuncias de pesca ilegal e incumplimiento de normativa pesquera. 

Publicar un comentario

 
Subir