Como “totalmente falsas” calificó Priscilla Castillo las acusaciones que emitió la Contraloría Regional del Maule sobre la presunta entrega de patentes de alcoholes a personas fallecidas por parte del municipio. La alcaldesa de Molina cuestionó el informe del ente fiscalizador que indica que el año pasado se renovaron 25 permisos de contribuyentes fallecidos.

Descargos

Ante el grave cuestionamiento, Castillo afirmó que “exigimos disculpas públicas porque la información que se dio a conocer es falsa”. Agregó que el documento ha afectando la imagen de todos los funcionarios y colaboradores municipales, especialmente tras la divulgación del caso a través de redes sociales.

Aclaración

La alcaldesa precisó que el actuar del Departamento de Rentas se rige conforme a la ley, ya que “no se han otorgado patentes a gente muerta, como maliciosamente lo trata de mostrar la Contraloría. Lo que sí hacemos es que cuando el dueño de un negocio fallece, renovamos la patente por un tiempo prudente hasta que la familia hace la posesión efectiva, porque a la familia le interesa seguir funcionando”.


Publicar un comentario

 
Subir