El intendente regional, Pablo Milad, firmó la solicitud de la seremi de Agricultura, Carolina Torres, la cual será canalizada al nivel central para que se declare estado de emergencia agrícola a  Teno Romeral, Molina y Curicó, las que se sumarían al resto de las comunas de la puerta norte del Maule que están en esa condición desde septiembre pasado por la complejidad de la sequía histórica.
Luz verde
Para la primera autoridad regional, se trata de una solicitud impostergable porque “debemos hacer todos los esfuerzos posibles y disponer de todos los recursos necesarios para ir en ayuda de nuestros agricultores. La situación hídrica es crítica y necesitamos desplegarnos por el territorio  más afectado”.
Contingencia
La seremi de Agricultura presidió el comité de emergencia agrícola integrado por los servicios del agro, instancia que sesionó de manera extraordinaria, adelantando en una semana la acción que tenían planificada. Esto, debido a la contingencia de la cuenca del Mataquito que registra una baja de los caudales medios de sus principales ríos en un promedio inferior al 20 por ciento.


Publicar un comentario

 
Subir