La dirección General de Aguas y la dirección Regional de Vialidad, ambas del Ministerio de Obras Públicas, se encuentran materializando la resolución que instruye la destrucción de obras ilegales en tres puntos del cauce del río Mataquito, en la comuna de Licantén.  Luego de un proceso de fiscalización, se determinó la ilegalidad de las obras realizadas por particulares quienes, pese a ser notificados de la sanción y la obligación de destruir las obras que entorpecían el escurrimiento de las aguas, no cumplieron con el apercibimiento para que destruyeran los pretiles, por lo que debió ser el propio Ministerio de Obras Públicas, quien procediera a restituir el libre escurrimiento de las aguas del río.
Mano dura
El intendente Pablo Milad señaló que “en tiempos de sequía, debemos normalizar los cauces y las cuencas para que las aguas sean utilizadas en nuestra agricultura que es nuestra fuente económica en la Región del Maule. No vamos a permitir obras ilegales como en este caso en la comuna de Licantén, vamos a seguir fiscalizando, combatiendo entre todos en beneficio de la agricultura y toda la gente de nuestra región”. 
Denuncias
La directora regional de Aguas, Paula Castro, explicó que “hemos recibido muchas denuncias de intervención en los ríos y se han iniciado los procesos sancionatorios a cargo de la Unidad de Fiscalización y Medioambiente. En particular en este caso se corroboró que las obras no han sido autorizadas y procedía su destrucción, debiendo los infractores además pagar una multa”.
Penas
El Código de Aguas establece sanciones para los procesos de fiscalización a cargo de la Dirección General de Agua del Ministerio de Obras Públicas, consistentes en multas que van desde las 10 Unidades Tributarias Mensuales  a las mil Unidades Tributarias Anuales, entre otras medidas.

Publicar un comentario

 
Subir