A la hora de los balances, esta institución se queda con los apoyos que han brindado a personas que han denunciados negligencias médicas, muchas de las cuales han ganado en tribunales, pero también han tenido fallos adversos. La presidenta de la Fundación “Justicia por Amor”, Erika Adasme, puntualizó que su labor no solo es buscar justicia en los tribunales. “No tan solo nos dedicamos a los médicos. Hemos hecho una labor también de contención, especialmente hacia las víctimas. De hecho, muchas de las causas no son negligencias y gracias a la contención, a la conversación, al diálogo que se tiene con las víctimas también les da mucha tranquilidad”, indicó.

Desafío

Adasme afirmó que el futuro no lo ven como mucho optimismo. Estamos bastante desolados en este panorama que se nos presentó, así que hacer planes a futuro es como medio irreverente”, dijo. Por tal motivo, agregó que “vamos a esperar que dice Dios, cómo manejamos esta pandemia y más adelante veremos”. La fundación está siempre funcionando y siempre estamos apoyando, prestando auxilio a quien lo necesite”.

Nuevo trato

La presidenta de “Justicia por Amor” valoró la relación que actualmente tienen con el Hospital de Curicó. “Hemos tenido una muy buena puerta de acceso con el director y su equipo respecto de cuando se produce un tipo de negligencia o cuando ellos puede de alguna forma parar algo lo han hecho, y eso es muy valorable”, sostuvo.

Años de trabajo

Erika Adasme recordó que desde el año 2011 que están sirviendo como organización, pero que como fundación llevan dos años. En la celebración, se dio tiempo para agradecer el apoyo de abogados. “Nos han apoyado tan generosamente a lo largo de todos estos años  y que también se han ganado causas a través de su apoyo”.



Publicar un comentario

 
Subir