Rabia e impotencia tiene el exjefe técnico del programa Prodesal de esta comuna, Fabián Arancibia Castro, pues no se le han pagado poco más de 14 millones de pesos que se le adeudan por despido indebido e indemnización de perjuicios. Recordó que hace algunos meses había llegado a un acercamiento para que se concretara el pago. “En enero o febrero fui al concejo municipal, en donde lleve un documento que se los entregué a los concejales, diciéndoles que había una orden de embargo de la Corte Suprema. Fui al concejo y los concejales no tenían ni idea, y el alcalde me dijo que una vez que llegara esta demanda se iba a pagar”, dijo.
Tomando en cuenta que no había novedades, Fabián Arancibia contó que el 24 de abril pasado ingresaron un oficio a la Municipalidad para que se les recibieran y pudieran llegar a una salida fijando una fecha de pago, pero hasta ahora no han tenido noticias. Agregó que el pasado 25 de mayo los iba a recibir el alcalde Martín Arriagada, pero al llegar a la cita, fijada a las 11:00 horas, la secretaria le dijo a él y a su abogado que pensaron que era a las 10:00, por lo cual el encuentro no se concretó.

Respuesta

El exjefe técnico del programa Prodesal de Sagrada Familia señaló que ese día hablaron con el jefe jurídico del municipio, quien les precisó que no había plata para pagarle, ya que los recursos estaban siendo usados para enfrentar el Coronavirus. No obstante,  el funcionario les habría dicho que Indap les pagaría porque también la demanda fue en su contra.
Fabián Arancibia, quien se desempeñó en el cargo entre junio de 2011 y marzo de 2015, espera que pronto las partes lleguen a un acuerdo. “Tratamos de que esto no se dilate más y solo estoy reclamando un pago”, acotó.
No hay que olvidar que después de varios recursos en la Corte Suprema, el 11 de octubre del año pasado se mantuvo a firme una resolución del Juzgado de Molina, donde el 28 de abril pasado quedó trabado un embargo en contra de los bienes del municipio.



Publicar un comentario

 
Subir