Funcionarios de la tenencia de la localidad de Potrero Grande, en conjunto con personal especialista en Montaña y Frontera, socorrieron a cuatro adultos mayores que quedaron aislados a raíz del corte de la ruta J- 65, producto de los fuertes vientos e intensas lluvias registradas en las últimas horas.
Los efectivos, pese a lo complejo del trayecto, llegaron hasta la quebrada Los Ranchillos, donde las cuatro personas, con distintas necesidades físicas y de salud, se encontraban aislados. Gracias al aporte del gobierno regional del Maule se les pudo entregar cajas con víveres, insumos sanitarios y médicos para asegurar un óptimo estado de salud.

Servicios reforzados
El jefe de la Primera Comisaría de Carabineros de Curicó, mayor Emerson Carrasco, señaló que la institución está tremendamente preocupada por toda la comunidad, pero en especial por los adultos mayores. “Es por eso que hemos reforzados nuestros servicios preventivos, con el propósito de poder asistir oportunamente a quienes requieran de nuestra ayuda y en esta oportunidad pudimos llegar donde estas personas que se encontraban aisladas, quienes recibieron ayuda y pudimos constatar que se encontraban en buenas condiciones de salud”. Carabineros continuará monitoreando a las personas con el objeto de poder asistirlos oportunamente.

Publicar un comentario

 
Subir