Eso debido a que la  Corte Suprema mantuvo a firme un fallo que ordena al centro asistencial pagar 50 millones de pesos a la familia de Lilia Becerra, de 29 años, quien estaba embarazada de seis meses cuando perdió la vida de una neumonía bacteriana que no fue diagnosticada a tiempo, hecho ocurrido el abril del año 2009. El máximo tribunal del país rechazó un recurso de casación presentado por el hospital, por lo cual el pago debe llevarse a cabo.

Caso emblemático

La presidenta de la Fundación Justicia por Amor de Curicó (que asesora presuntas víctimas de negligencias médicas), Erika Adasme, afirmó a nuestro medio que este dictamen en muy importante, ya que "es una de las causas súper emblemáticas de la fundación porque ella (la madre de la victima) partió con nosotros y de hecho fue parte del primer directorio". 









Publicar un comentario

 
Subir